Oración: Bienaventurados los que lloran

Los seres humanos creemos que podemos conseguir lo que deseemos. Pero son muchas veces las que experimentamos nuestra finitud, nuestra condición limitada. El dolor está ahí presente, a veces nos afecta, otras no. El dolor nos rodea a pesar de nuestras fugas e intentos de alejarnos de él. Todos conocemos personas que han sufrido, y vemos que el dolor no siempre provoca las mismas reacciones en cada ser humano.

El cual-Jesús- a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz.
(Flp 2,6-8)


Descargar Oración: Bienaventurados los que lloran


«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Bienaventurados los pobres

Las palabras "pobre" y "rico" tienen dos interpretaciones: es pobre el que no tiene medios económicos para vivir, y rico el que los tiene en abundancia (este es el sentido que tienen normalmente estos vocablos entre nosotros). Pero también es pobre bienaventurado el que responde a unas exigencias concretas de solidaridad con la sociedad y rico, el que no piensa más que en sí mismo.
Sólo si elijo ser pobre podrá Dios actuar como rey, porque podrá actuar sobre mi corazón. Serán felices los desprendidos, los que no pongan su fuerza en tener dinero, prestigio o poder, sino en Dios. Serán felices los que saben que tener da cierta felicidad, pero que desprenderme de algo libremente y por amor para que otro tenga me dará una felicidad mayor.


Descargar Oración: Bienaventurados los pobres


«AnteriorIndice Siguiente»

El Taller de Oración, confirmado por nuestro Obispo

El pasado martes 1 de febrero la Comunidad de Vida Cristiana de Valladolid se entrevistó con nuestro querido Arzobispo, D. Ricardo Blázquez. Le presentamos nuestros ámbitos de compromiso social y pastoral (Entreculturas, Red Incola, Espacio de oración "de los miércoles" y Catequesis parroquial. Y también renovamos nuestro humilde ofrecimiento del Taller de Oración (iniciado ya con D. Braulio Rodríguez) a todos los fieles de la Diócesis de Valladolid.

Entendemos que el legado de san Ignacio ha sido determinante en nuetro proceso de cremimiento en la fe y por tanto queremos ponerlo al servicio de otras personas, para que desde sus realidades más diversas, puedan ver reforzada su fe con la ayuda de los métodos de oración ignacianos.

Durante la entrevista D. Ricardo abrió la reflexión sobre cómo personalizar a colectivos concretos de la Diócesis esta oferta, y quedamos emplazados a seguir concretando este aspecto en adelante. D. Ricardo aplaudió la iniciativa y la calificó de enormemente necesaria en el tiempo actual, donde los cristianos debemos enraizarnos en Cristo, al estilo que proponía su querida Teresa de Ávila, mediante la oración profunda y sincera, transformadora interiormente. Al servicio de este fin se orienta nuestro Taller de Oración.

“Sobre todo debemos intentar que los hombres no pierdan de vista a Dios. Que reconozcan el tesoro que poseen. Y que, después, partiendo de la fuerza de la propia fe, puedan confrontarse con el secularismo y llevar a cabo el discernimiento de los espíritus (...) Hoy hay que consolidar, vitalizar y ampliar este cristianismo de decisión, de modo que haya más personas que vivan y confiesen de nuevo de manera consciente su fe”. (Benedicto XVI, Luz del Mundo)

Oración: Corazón de María en el mundo de Marta

La figura de Marta nos retrata muy bien a muchos de nosotros, siempre preocupados por ofrecer lo mejor a Jesús y, por ello, inquietos, atareados, con frecuentes reuniones, actividades y compromisos. Entre mil urgencias y contingencias, nos cuesta encontrar ese tiempo que dedicar a la oración, para hablar con nuestro Padre bueno. Una fuente de la que bebe nuestro ser cristianos y que hace siempre fresco nuestro compromiso. Si no acudimos con frecuencia a la fuente, al final, como Marta, nos olvidaremos de que el centro está en Jesús, y no en las propias tareas o su eficacia.

"Yendo de camino, entró Jesús en una aldea. Una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras.Marta se afanaba en múltiples servicios. Hasta que se paró y dijo:
-Maestro, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en esta tarea? Dile que me ayude.
El Señor le replicó:
-Marta, Marta, te preocupas y te inquietas por muchas cosas, cuando una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y no se la quitarán"
(Lc 10, 38-42)


Descargar Oración: Corazón de María en el mundo de Marta


«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Orar con los sin techo

Las personas sin hogar no son noticia. En pocos medios de prensa se recogen las agresiones o los fallecimientos de quienes viven en la calle. El frío del invierno, la nieve y la lluvia sí pueden conseguir que en alguna página de periódico se dediquen unas líneas a esta realidad que no queremos ver, porque nos duele y nos pone frente a un espejo que devuelve la imagen de un mundo injusto y egoísta, ajeno al sufrimiento físico y moral de millones de personas que llamamos «personas en situación de exclusión», «los nadies», «los invisibles», «los pobres»...

Día de los sin techo 2010, Cáritas


Descargar Oración: Orar con los sin techo


«AnteriorIndice Siguiente»