Orar desde el límite y la plenitud

A veces se hace muy difícil poner palabras a la experiencia de Oración, que es lo que intentamos en este blog, para poderla suscitar al menos, ya que no se puede realmente transmitir. Y hoy tomo prestadas las palabras de Javier Albisu, sj, que describe maravillosamente cómo la oración se produce en el lugar más frágil e inaccesible del mundo: en el diálogo entre tu límite y tu plenitud...

"La imagen de hoy tiene mucho que ver con nuestra oración aunque no lo parezca. Nuestra experiencia más honda es la que atraviesa entre el límite y la plenitud, entre el vacío y lo lleno, entre lo finito y lo infinito. Y dentro de esa experiencia más honda se realiza nuestra oración, nuestro diálogo con Dios. Vamos a él, que al dejar su huella en nosotros, nos deja ardiendo en deseos de encontrarlo; y vamos con él, para hallar la paz de la plenitud alcanzada. Nuestra oración nos dice, que eso que deseamos y parece inalcanzable, es una Palabra con la que se puede “dialogar”, en un lenguaje común y distinto a la vez, porque es Palabra hecha Carne. De ahí que los que hablan, conozcan de lo que hablan. Y es que del mismo modo que la Palabra amorosa que Dios es, se hizo Carne, también tomó la iniciativa de hacernos participar de su “Diálogo Hacedor”. Dios quiso hacernos interlocutores finitos, limitados pero válidos, de su infinito e ilimitado amor. De ahí que también nosotros conozcamos algo de ese Amor en el que hablamos. Y hablamos con Dios en nuestra oración y en toda nuestra vida (como en un diálogo continuo), de nuestra búsqueda de esa realidad que nos llena y plenifica, que nos hace ir detrás de Él, atravesando por las cosas (en las que muchas veces nos quedamos). Por eso, San Ignacio, para ayudar al que busca y camina, le hace “sentir y gustar” a Dios, en el mismo deseo de “más”, en el mismo “límite”, pero no ya de lo que bordea lo finito, sino lo infinito; no ya de lo que bordea lo que no alcanza, sino de lo que alcanza a tocar, en el mismo deseo de plenitud, de esa Palabra Amorosa que se le acerca a dialogar, en clave de esperanza prometida y promesa comenzada en esperanza.  (Javier Albisu sj)

Más y mejor en su blog: "Diálogos del hijo pródigo"

Oración: Creo en Jesucristo, que vivió entre nosotros

Esta semana retomamos las oraciones que este año estamos dedicando a llevar el Credo a nuestra oración para que la fe que proclamamos pueda irse haciendo más vida en nosotros.
Hoy en concreto os proponemos que dediquéis un tiempo a contemplar a Jesús. Y sobre todo a contemplar cómo era su relación con las personas que le rodeaban. Una relación que tocaba lo más hondo de Jesús y le hacía llorar, conmoverse, ponerse manos a la obra...
Todos tenemos experiencia de que no hay nada que despierte en nosotros sentimientos más intensos que el encuentro profundo con el otro. El amor, el odio, el cariño, la soledad... todo ello brota de nuestra relación con otros o de relaciones rotas con ellas.
Dejemos que Jesús nos muestre su manera de relacionarse. Y contemplemos cómo vivió entre nosotros "despojándose de su condición divina" y acompañándonos de la manera más cercana que podamos imaginar.




Descargar Oración: Creo en Jesucristo, que vivió entre nosotros

«AnteriorIndice Siguiente»

TdeO va por Tierra de Campos

¡¡¡Nueva aventura!!!: La Vicaría de Tierra de Campos ofrecerá el Taller de Oración como formación principal para los laicos de esta comarca. Ya sabéis que ésta es una opción que siempre hemos ofrecido: el desplazarnos a cualquier lugar de España a impartir el taller, siempre que hubiera un grupo de personas interesadas (ver apartado "contenido").
A sugerencia de nuestro querido arzobispo, D. Ricardo Blázquez, el Vicario Territorial de Tierra de Campos nos ha pedido si podíamos realizar una personalización del TdeO para esta comarca vallisoletana, teniendo en cuenta las características geográficas y el tipo de público para el que iría dirigido. Y nosotros hemos aceptado el reto con mucha ilusión y entusiasmo.
El Taller, en esta versión, será un trabajo en el que colaborarán los párrocos de esta Vicaría, mediante la organización de grupos locales de laicos, previamente inscritos. También habrá encuentros generales de formación y convivencia al inicio y final del Taller.
El Taller se desarrollará desde finales de febrero hasta mayo 2012, y esperamos que sea un impulso alentador para tantas personas anónimas que, diseminadas por nuestros pueblos, participan y colaboran en el sostenimiento de nuestra Iglesia con una fidelidad encomiable.
¡Rezamos desde ya por los frutos de esta novedosa y sugerente propuesta!

Oración: Buscar a Dios en todas las cosas

Llevamos ya varias entradas del blog hablando de la búsqueda de Dios y de las personas que le buscan en su vida. Hoy queremos presentaros a un gran buscador de Dios como fue San Ignacio de Loyola. Desde su conversión en Loyola puso todo su empeño en buscar la voluntad de Dios para su vida. Unas veces a base de un esfuerzo personal que no le conducía a nada, las más dejándose llevar por el Señor. Y así poco a poco fue aprendiendo cómo descubrir a Dios en el mundo. Aprendió a escuchar cómo Dios le hablaba en su vida. Aprendió a ir eligiendo aquello que más le acercaba a Dios. Y por suerte para nosotros, además fue capaz de enseñar a otros a hacerlo.
En la oración de hoy os ofrecemos algunas claves para buscar a Dios que nacen de la espiritualidad ignaciana. Brotan de la la experiencia de Ignacio y de los Ejercicios Espirituales que fue conformando a lo largo de su vida para que tantos otros nos aprovecháramos de su experiencia.

Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad,
mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer,
Vos me lo disteis, a Vos, Señor, lo torno.
Todo es vuestro.
Disponed a toda vuestra voluntad,
dadme vuestro amor y gracia
que ésta me basta. (EE 234)




Descargar Oración: Buscar a Dios en todas las cosas

«AnteriorIndice Siguiente»

Following the impossible dream

Siguiendo con el tema de los magos, la búsqueda de Dios y las estrellas, nos fijamos ahora en la valentía y firmeza de quien está dispuesto a buscar, pero Buscar con mayúsculas: ¿Cuál es mi reacción ante "la estrella", ante los signos y personas que me llevan a Dios?

Podemos conjeturar las diferentes clases de personas involucradas por la aparición de la estrella. Puede que algunos vieran la estrella estaban tan preocupados por sí mismos que no le prestaron atención. Otros, como Herodes, sintieron amenazadas sus seguridades: la estrella parecía traer noticias de Salvación y Justicia. Incluso los sumos sacerdotes y los maestros de la ley interpretaron correctamente el significado de la estrella, pero no la siguieron. Los sabios, sin embargo, vieron, reconocieron y siguieron la estrella hasta que les condujo a Jesús: lo adoraron, lo reverenciaron y le hicieron el regalo de sus propios corazones.


Ojalá nosotros tengamos la profunda convicción de que Alguien nos anima a ponernos en camino hacia algún sitio, hacia horizontes nuevos. Nada más importa y nada es más importante que ésto. Nos da la fuerza para seguir a la estrella con perseverancia, con la determinación de vincular nuestro destino al de Jesús, aun cuando no sepamos exactamente adónde nos conduce la estrella. Y esto se sintetiza genialmente en la canción "The impossible dream", cuya letra es en sí misma un poema:

Para alimentar un sueño imposible,
para luchar contra un enemigo invencible,
para sobrellevar una tristeza insoportable,
para correr hacia un desafío inaccesible,

para enmendar un error irreparable,
para ser mejor de lo que tú eres conmigo,
para seguirlo intentando 
cuando mis brazos esté demasiado cansados, 
para alcanzar la estrella inalcanzable.

Esta es mi búsqueda, seguir esa estrella,
aunque tenga poca esperanza,
aunque yo esté muy lejos de ella.

Lucho por lo que está bien
sin duda ni pausa alguna,
estoy dispuesto a bajar al infierno
por una causa celestial.

Y sé que si soy fiel
a esta búsqueda tenaz,
mi corazón estará tranquilo y en paz
cuando llegue el momento de descansar.

¡Y con ello nuestro mundo será mejor,
porque un hombre débil y herido
intentó sin amilanarse
tocar la estrella inalcanzable! 
La canción aquí, versión de Elvis.
El texto original en Inglés y su traducción aquí.

(basado en una reflexión de Rex A. Paix, S.J. "Orar es sencillo. 70 modos de rezar")

Asamblea extraordinaria de CVX-E

Mucha suerte y espíritu fraterno para los compañeros de CVX que se reúnen este fin de semana en nuestra Asamblea general, un abrazo. TdeO (en misión...)
Del 13 al 15 de enero tiene lugar en Pozuelo de Alarcón (Madrid) la Asamblea Extraordinaria para tratar los Estatutos y Normas de la CVX España. 70 delegados han sido convocados, entre los que se encuentran los coordinadores de los equipos apostólicos, los coordinadores regionales, uno o dos delegados de cada comunidad local y el Comité Ejecutivo de CVX-E. Alfonso Salgado, en su bienvenida, recordó a los presentes que el objetivo de la asamblea era llevar a la práctica la recomendación de la Asamblea de Santiago que pedía reelaborar los estatutos y normas internas, para ver, cono esa materia, cuál es la mejor manera de servir al Señor, a la Iglesia y al mundo. Así, los Estatutos y Normas de los que la CVX-E se va a dotar prentenden renovar la comunidad y ayudarla a ser más fiel a la misión que el Señor desea para CVX-E, al servicio de la misión. 

Oración: Buscadores de Dios

Aunque ya ha terminado el tiempo de Navidad, en la oración de hoy queremos poner la mirada en los Magos. Hace unos días os hablábamos de los Magos de Oriente y de lo que puede significar para nosotros su actitud de adoración al niño Jesús. Hoy queremos proponeros una oración sobre la búsqueda de Dios en nuestro día a día. Cómo se puede concretar esa búsqueda en gestos, palabras o actitudes.
Para encontrar a Dios, igual que hicieron los Magos de Oriente, hay que estar en camino y nunca dejar de buscar. Los cristianos somos buscadores de Dios y hemos de vivir atentos a esta presencia divina en el mundo. Los magos con su amor y su inteligencia estuvieron atentos al nacimiento de Dios y así pudieron percibir la huella de Dios en el mundo.
En este año nuevo que todavía está empezando seguro que no nos van a faltar oportunidades para descubrir a Dios en nuestro día a día. ¿Seremos capaces de encontrar las estrellas que nos lleven a El?

“Jesús nació en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes. Por entonces sucedió que unos magos de oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: -¿Dónde está el rey de los judíos recién nacido? Vimos su estrella en el oriente y venimos a rendirle homenaje” (Mt 2, 1-2)




Descargar Oración: Buscadores de Dios

«AnteriorIndice Siguiente»

Qué es adorar, o los Reyes Magos como excusa

En el día de los Reyes Magos, o de los Sabios, (Epifanía) rescataremos el sentido de la adoración: qué es adorar, para qué adorar, a quién adorar... y relacionado con ello también el concepto de "sabiduría" en la Biblia.

a) Adorar proviene del latín que, literalmente, significa "llevarse a la boca" y es que los romanos adoraban a sus dioses y antepasados con un gesto de llevarse la mano a la boca y poner un beso en la mano y ofrecérselo al ser adorado. En decir, la adoración tiene el valor de ser un gesto explícito de amor. El amor y el respeto, para que no mueran, han de ser explicitados con cierta frecuencia, actualizados y revividos. ¿Tengo yo habitualmente gestos de adoración a Dios?

b) Los Sabios de Oriente, en su adoración, se quitaron sus coronas ante Jesús, es decir, reconocieron como superior la sabiduría y la dignidad de ese pequeño niño pobre frente a la suya. Adorar, es, por tanto, reconocer la verdadera dimensión de Dios, y nuestra humilde posición frente a él. No es humillarse, como algunos todavía creen, sino situarte en una posición honesta frente a Dios. En este mundo de soberbia y blasfemias, es más necesario que nunca expresar nuestro cariño a Dios y nuestra disponibilidad a escucharle y dejarnos guiar por él. Porque el "hombre-autoproclamado-dios" ya ha demostrado que siempre tiende a destruirse a sí mismo y a sus hermanos... ¿Considero a Dios, y sus proyectos sobre mí, superiores y más sabios que los míos?

c) Me fijaré por último en un rasgo más: Como representa el artista medieval de esta imagen, en la adoración de los Reyes lo importante no es sólo que ellos le entreguen presentes a Jesús, sino que Él recibe y acoge estos regalos. Son sus propias personas las que se ofrecen, simbólicamente, en los regalos; pero lo mejor es que Dios recoge, asume, acaricia y se queda con esa vida ofrecida sinceramente. Adorar es ofrecerse a uno mismo, sinceramente y sin medida, confiando en Aquel que nos acoge, para siempre, y desde el lado pleno de la vida. ¿Me sirvo de Dios para desenvolver gratamente mi vida; u ofrezco mi vida a Dios para su servicio, totalmente?

No en vano, san Ignacio afirma que "El hombre es creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor y, mediante esto, salvar su alma." ¡Feliz adoración! ;-)