El Taller de Oración, confirmado por nuestro Obispo

El pasado martes 1 de febrero la Comunidad de Vida Cristiana de Valladolid se entrevistó con nuestro querido Arzobispo, D. Ricardo Blázquez. Le presentamos nuestros ámbitos de compromiso social y pastoral (Entreculturas, Red Incola, Espacio de oración "de los miércoles" y Catequesis parroquial. Y también renovamos nuestro humilde ofrecimiento del Taller de Oración (iniciado ya con D. Braulio Rodríguez) a todos los fieles de la Diócesis de Valladolid.

Entendemos que el legado de san Ignacio ha sido determinante en nuetro proceso de cremimiento en la fe y por tanto queremos ponerlo al servicio de otras personas, para que desde sus realidades más diversas, puedan ver reforzada su fe con la ayuda de los métodos de oración ignacianos.

Durante la entrevista D. Ricardo abrió la reflexión sobre cómo personalizar a colectivos concretos de la Diócesis esta oferta, y quedamos emplazados a seguir concretando este aspecto en adelante. D. Ricardo aplaudió la iniciativa y la calificó de enormemente necesaria en el tiempo actual, donde los cristianos debemos enraizarnos en Cristo, al estilo que proponía su querida Teresa de Ávila, mediante la oración profunda y sincera, transformadora interiormente. Al servicio de este fin se orienta nuestro Taller de Oración.

“Sobre todo debemos intentar que los hombres no pierdan de vista a Dios. Que reconozcan el tesoro que poseen. Y que, después, partiendo de la fuerza de la propia fe, puedan confrontarse con el secularismo y llevar a cabo el discernimiento de los espíritus (...) Hoy hay que consolidar, vitalizar y ampliar este cristianismo de decisión, de modo que haya más personas que vivan y confiesen de nuevo de manera consciente su fe”. (Benedicto XVI, Luz del Mundo)

2 comentarios:

  1. Vaya, es estupendo. Muchas gracias.

    A veces contar a otro lo que hacemos y somos nos ayuda a darnos cuenta de que no vamos mal.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito ver a Blazquez con nuestra comunidad CVX! Estupendo poder contarle nuestro granito de arena.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos aquí tus comentarios