Oración: Resurrección a la vida verdadera

Estamos viviendo la Pascua que es el tiempo en el que la Iglesia anuncia la resurrección de Jesús y recuerda que se apareció a sus discípulos después de su muerte. La Iglesia también celebra que Jesús resucitado se sigue haciendo presente a lo largo de la historia y que está vivo y presente en nuestra vida y en nuestro mundo.

Te invitamos en la oración de hoy, a descubrir cómo el Resucitado camina junto a ti, igual que lo descubrieron los discípulos camino de Emaús.

“El primer día de la semana fueron de madrugada las mujeres al sepulcro llevando los perfumes preparados. Encontraron corrida la piedra del sepulcro, entraron, pero no encontraron el cadáver del Señor Jesús. Estaban desconcertadas por el hecho, cuando se les presentaron dos hombres con vestidos brillantes. Y, como quedaron espantadas, mirando al suelo, ellos les dijeron: - ¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado.” (Lc 24, 1-6)

Descargar Oración: Resurrección
«AnteriorIndice Siguiente»

¿Qué le pido a Dios?


En el mundo en que vivimos hay esperanza, hay dolor y sufrimiento, hay vida estéril, amor, tentaciones, hay comprensión, ternura...

Cuando miramos el mundo, a nuestro entorno o a quiénes nos rodean podemos ver alguna de estas cosas o pueden pasarnos desapercibidas. A veces pedimos a Dios lo que “necesitamos”: encontrar un trabajo, no padecer enfermedades, que no haya sufrimiento a nuestro alrededor, a así entendemos el “pedid y se os dará...”. Y otras veces somos capaces de ampliar nuestra mirada y fijarnos en las necesidades de otros. Y es que podemos mirar desde muchos acentos y con muchos filtros en la mirada. Y desde dónde y cómo miremos, seguramente actuaremos. Podemos vivir ignorando, comprendiendo, aceptando, escondiéndonos. Construyendo, transformando, rechazando, destruyendo, agradeciendo...




Hoy te invito a que vayas a la oración dejándote en manos de Dios, abriéndote a su Presencia de Amor, de Padre. Muéstrale lo que ves, lo que sientes cuando miras. Háblale de los que ejercen la violencia, de los enfermos, de la falta de trabajo, de los que sienten a Dios ausente, ora con el dolor, la frustración,...deja que Dios te ayude a salir de ti mismo, que Jesús y su Vida ocupen tu centro. Quizá te enseñe nuevas maneras de hacer, de compartir, de entregarte, de salir al encuentro, de buscar, de sentir, de amar. Quizá descubras otra manera de pedir, comprender y vivir desde la Confianza en Él


Oración: La Pasión

Durante varias semanas hemos estado siguiendo de cerca el camino de Jesús en la cuaresma, durante las semanas próximas seguiremos los pasos de un hombre condenado a muerte. ¿Querremos seguirle hasta el final? Durante toda su Pasión, su naturaleza divina parece que se esconde, ha quedado reducido a ser el más desgraciado de los hombres. Sin embargo, la Pasión es la hora más grandiosa de Jesús, en la que cumple el designio de la Encarnación y su misión en este mundo.

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que llegaba la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. (Jn 13, 1)

Descargar Oración: La Pasión
«AnteriorIndice Siguiente»

Oración: Amigos

Una palmada en la espalda o un abrazo cuando ha sido un mal día. Una llamada, que hace que la vida tenga otro color cuando ha terminado. Un café tranquilo, o una cena sencilla compartida. Lo más natural que nos hace hermanos, lo construimos día a día, crece, madura y se mantiene con nosotros. La amistad es un cauce de expresión de lo que soy con el otro y de lo que el otro es conmigo, un regalo que Dios pone en mis manos y que con cariño y ternura acojo en mi vida.


Ya no os llamo siervos porque el siervo no sabe lo que hace el amo. A vosotros os he llamado amigos porque os comuniqué cuanto escuché a mi Padre. (Jn 15, 15)

Descargar Oración: Amigos
«AnteriorIndice Siguiente»