Oración: "Hijo tú siempre estás conmigo"

Si el miércoles pasado os proponíamos dedicar un tiempo de oración sobre el perdón de los pecados desde la figura del padre del hijo pródigo, esta semana queremos acercarnos a ese mismo texto desde el hermano mayor del relato.

El hermano mayor es el hijo aparentemente bueno y no-necesitado de conversión. Muchas veces nos podemos sentir como él: no alejados de Dios, cumplidores, seguros en la casa del padre. Pero si somos honestos, todos podemos hallar suficientes pruebas en nuestra vida y en nuestro corazón para reconocernos muy imperfectos, pecadores, necesitados y perdidos. Comprobamos que nuestra vida de relación con el Padre es, a veces, pobre; no disfrutamos de sus riquezas; interpretamos mal su amor.

La costumbre quizá, no nos deja reconocer lo mucho que he recibido de Dios ni el amor siempre fiel y constante del Padre.

Pero él le dijo: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido, y ha sido hallado." (Lucas, 15, 31-32)



Descargar Oración: "Hijo, tú siempre estás conmigo"

«AnteriorIndice Siguiente»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos aquí tus comentarios